SIEMPRE HAY UNA PRIMERA VEZ

¡Para todo hay una primera vez!. ¡PEROGRULLADA AL CANTO!, debería ser el subtítulo de esta entrada.- O MANOLETE, SI NO SABES, PARA QUÉ TE METES-

Una primera vez para darse el madrugón -un domingo prepilares (con traslados de ciudad -que haberlos hubo varios aunque no fuese mi caso-, saltos en el FIZ y actos festivaleros varios a nuestras espaldas)- y acudir, afortunadamente, acompañada a… ¡¡¡ cocinar en público para participar en la final del concurso “te reTAmos” !!!. Así de ojerosos y nerviosos nos reunimos, a las diez y poco de la mañana, frente a la Carpa, los diez finalistas:                                                                                    No para todos sería su primera vez, pero para mí si que lo  fue y, tras recibir el aviso de selección, intenté volver a hallarme en mí y ser capaz de planificar el proceso a seguir. La vez primera de preparar los elementos necesarios, penar por cómo transportarlos, llegar al lugar indicado sin saber casi nada y elaborar el manjar ternasqueril por el que había apostado: LUNAS LLENAS DE TERNASCO, cardiosaludable y apetitoso (o eso pretendí al menos), con más moral que el Alcoyano, e intentando no rebanarme un dedo ni manchar en exceso (que iba en la primera tanda y quedaban cuatro parejas detrás y no era cuestión) Mi primer intento por desenvolverme cocinando delante de una cámara, con un micrófono inquisidor apuntándome, con tiempo limitado (sólo veinte minutos de nada) y un pinganillo en boca para responder sobre el proceso seguido y otras demandas dignas del Trivial aragonés. Patricia acribillaba con ellas, pero era muerte dulce.

   Peor trago fue responderles a los jueces (Gastronomo del Ebro, Cocineros de Pastores y de Restaurante afamado zaragozano) que hicieron que me sintiese tan incapaz de defender mi producto como una niña ante una rueda de conjugación verbal. Todo esto convirtió en asunto duro mi primer intento por superar el miedo escénico, disipar nervios – ¡que eran más, muchos más, de los presentes “en un filete de cuarta”!- y efectuar una actuación medianamente aceptable.

Aún así, fue memorable momento el de mi primer compartir la prueba con estupendos camaradas en la faena. ¡Con cuánto tronío y buena afición se echaron al ruedo del Ternasco como ingrediente David y Mª José,  bromeando con la soltura que proporciona la previa amistad!.

                                               ¡Qué grato fue subirme allí arriba y compartir el espacio con Tomás -maestro de todas las artes- al que ilusa de mí le prometí que acabaría prontísimo porque lo mío era más que fácil y le echaría una mano y… ¡menos mal que no la necesitaba! porque, aún con todo lo sofisticada que era su elaboración, acabó evidentemente antes y le quedó así de estupenda:

Claro que la mía tampoco quedó tan mal como la imaginé en la pesadilla de la noche previa (aunque algo peor que la realizada en casa) y los que la probaron, a los que les llegó la versión mini que distribuí, pareció gustarles: 

Grato fue comprobar que hay más personas dispuestas a pasar por el trago e incluso disfrutar, realizando otras exquisiteces, bromeando, compartiendo impresiones, anécdotas y momentos allí mismo y/o en sus blogs. Personas a las que desconocía y, a partir de ahora, voy a seguir, como el de Mariví,                           tan aragonés e inquieto.

Más que interesante fue observar a los que ya no son tan amateurs como una y acuden a estos eventos sin dudas, con los pies y la cabeza segura, porque cocinan y crean blogs desde hace tiempo, en los que incluso planifican sus propios concursos – como Astrid – para retar a otros o bien llegan, como Josú, vestidos como verdaderos profesionales. No en balde, han sido capaces de recorrer distancias con su maletín de cuchillos afilados y ya, antes de venir, se han recorrido viveros en busca de flores para acabar siendo los justos ganadores: Azorada recibí a las primeras personas que se acercaron a mí para preguntarme por la tapa, a pedirme la dirección de este cajón de sastre que es mi blog. Personas a las que atendí con tantos nervios que ni siquiera les pedí su nombre y ¡menos mal que me dieron su tarjeta, como Sefa o se han pasado por aquí y han dejado su rastro motivador, como Esperanza!.

Algo reconfortada lograron que me sintiese al ser tranquilizada por Fran y Mª José en su tienda cuando fui en busca del ternasco.  Infinito agradeciemiento me quedó al ver aparecer a mis amigas, amigos y parte de mi familia que estoicamente aguantaron todo- o casi todo- el tiempo que duró el concurso – ¡y eso que ni siquiera el ganador fue tan cómico como Arguiñano, y nadie fue capaz de contar chistes, cantar o disfrazarse para amenizar al respetable!-. Como uno de mis sobrinos, el cocinero y/o goloso en ciernes -¡apunta maneras!-  quién, pese a su edad, aguantó la jornada y, entre etapa y etapa de la carrera de coches, devoró con fricción las sobras, diciendo con los dos carrillos abarrotados: – ¡Qué rico!. No te preocupes, tía, que si no te dan el premio, ¡yo iré y se lo robaré!- Vaya con el niño, su ética premoral y su ingenuidad!.                                   – ¿Se creería que era una ligera y ocultable copa?-                                                                         ¡Cómo no estar agradecida a quien estuvo permanente a mi lado, intentando contener mi histeria y a los que, aunque no estuvieron presentes, se preocuparon, me llamaron y animaron antes, durante y después de la prueba!. Dispuestos a arroparme. ¡Como si fuese mi aniversario y no el primer domingo de un octubre cualquiera!. Magia pura en mi primera vez.

– ¿Lo mismo sentirá un bebé cuando se le aplaude ante sus primeros pasos vacilantes como si hubise realizado la marathón de NY?.  Seguro que siente euforia similar. Por eso, – porque tras un paso, lo lógico es dar otro-, creo que me voy a animar y voy a convertirme en una osada participante más en todo evento retador que se cruce en mi red.

No por ganar o no ganar el lote de libros, de hornos o de utensilios sino porque me ha quedado el regusto propio de un auténtico placer: nervioso previos, confusión, inseguridad, tiempo que se detiene, tiempo que galopa, remordimientos, ganas de huir, salir pitando, dudas, disfrute a flor de piel, meteduras de pata, reconsideraciones, emociones y satisfacción final. Y más si obtienes  gratificaciones extras como debatir sobre qué es exactamente una tapa, su origen, las diferencias con una ración, etcétera. Como compartir la larga mesa y  la comida Popular de la Carpa del Ternasco -gastroquedada a la que fuimos gentilmente invitados los participantes- y que nos permitió disfrutar de más conversación interesante gastrónoma y de otros aspectos, de conocer a más gente afín, de reencontrarnos con otros y hasta de hacer … !globoflexia! asesorados por Carlos y su mujer. 

Amén de asistir a una muestra ejemplificante de enganche tuitero y/ facebuquero al ladito mismo. Parábola de los tiempos que vivimos y hecho que confirma artículos como el de “No me quieras tanto” publicado en “El PAÍS” por Elvira Lindo, el día 2 de Octubre de 2011, de recomendable lectura y reflexión.

Con todo ello, fue fácil acabar con los nervios de los que sólo ha quedado un leve rastro de herpes incipiente en mi labio, las piernas flojas y un bloqueo tal que me ha hecho incapaz de asomarme a Internet durante un par de días . Males colaterales, leves y pasajeros. Convencida quedo  de que el día fue lo suficientemente valioso como para atesorarlo y repetirlo- que  sabido es que el placer engancha-.

¡Eso sí, me voy directa a comprar el equipo profesional de Top Chef!. Que la puesta en escena debe dar mucha confianza ante micros, pantallas y opiniones. Y, a lo mejor, en esta afición, el hábito si que hace al monje… – y no es cuestión de continuar apañándome con estas trazas, de semejante guisa:  Sobretodo, si lo que pretendo -como ya me tildan por ahí- es convertirme en toda una desbocada Miss Sunshine de los concursos gastronómicos. Je, je.

Pd.: Gracias al Blog de MªJosé (La cultura del Tupper) he podido obtener los nombres de las recetas y de sus creadores. A toro pasado las incluyo para no olvidarme de mis compañeros y sus creaciones:

1.- Pimiento Verde Relleno de Manitas de Ternasco de Aragón con Espuma de Borraja y Chutney de Melocotón de Tomás Rudilla (La cocina plural)

2.- Brocheta de Ternasco de Aragón con Melocotón de Calanda de Mª Victoria Morenilla.

3.- Ternasco de Aragón con Cebolla Caramelizada y Reducción de Vino de Cariñena de Laura Rodríguez.

4.- Montadito de Falda de Ternasco de Aragón con Emulsión de Patata y Gratinado de Alioli de Carolina Larraz.

5.- Ternasco Lacado de Rosas y Mandarina de Josú Galludo (Un par en la cocina)

6.- Tapa Aragón Otoño-Invierno 2011 de Astrid gabilondo (Mi blog de pintxos)

7.- Ternasco de Aragón con Gelatina de Azafrán, Trufa y Nueces de Mariví (Cuchiflitos)

8.- Empanadillas Orientales de Ternasco de Aragón de Mª José Gimeno (La cultura del Tupper)

9.- Albóndigas de Ternasco al Moscatel en Gelatina de Gewürztraminen y Borraja en Tempura de David Izquierdo (Mundo Mediterráneo)

y la mía (10): Lunas Llenas (Champiñones rellenos de Ternasco de Aragón con Verduritas de la Huerta)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SORPRESAS EN MI SOPA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a SIEMPRE HAY UNA PRIMERA VEZ

  1. wivith dijo:

    ¡Anda, maña!. ¡Que yo me hubiera ido a casa antes de empezar!. Que si, que si que en mi blog la tapa se veía de maravilla pero luego entre los nervios y tal…..
    En fín que, como dije ese mismo día…. Son batallitas para contar a los nietos y ademas con foto!.
    Yo salí con unas cuantas cosicas aprendidas y una experiencia más para recordar y tener en cuenta.
    Entré pensando ¿Que puñetas hago aquí con toda esta gente que se manejan como pez en el agua? y acabé tan cardiaca que hasta me dió un tirón muscular de lo agarrotada que estaba….
    Jajajajajajajaja.
    Pero considero que fue una experiencia la mar de interesante esa de comparar lo que cada uno pensamos que es una tapa.
    Fue una mañana de lo mas interesante.

    Pochoncicos.

    • Liacice dijo:

      ¡Muchas gracias!. A la próxima, quiero pensar que los nervios seran menos, para tod@s. Mientras tanto, buenas friegas con pomadas y plátanos para los tirones musculares, – que lleva postasio- , para los nervios y ánimos- ¡directa a la droga relajante a la que se tenag más fé: infusiones de hierbas varias, pastelitos de María, tabaco, tele-basura, cañitas, vino, licores o química pura. Con dosis discreccionales. Je, je. ¡Hasta la próxima!

    • Liacice dijo:

      ¡Muchas gracias!. A la próxima, quiero pensar que los nervios seran menos, para tod@s. Mientras tanto, buenas friegas con pomadas y plátanos para los tirones musculares, – que lleva postasio- , para los nervios y ánimos- ¡directa a la droga relajante a la que se tenag más fé: infusiones de hierbas varias, pastelitos de María, tabaco, tele-basura, cañitas, vino, licores o química pura. Con dosis discreccionales. Je, je. ¡Hasta la siguiente!

  2. Esperanza dijo:

    Me dejas con la boca abierta………no se puede decir con mejores palabras lo que allí sucedió, estoy seguro de que quien no asistió al acto, se ha hecho una idea clarísima del ambiente que reinaba en la carpa del ternasco esa mañana.
    Yo puedo asegurar que tu tapa estaba muy buena, agradezco que hicieses de sobras, para que los aficionados que por allí andávamos, la pudieramos probar.

  3. sefa dijo:

    Una buena crónica de la mañana del domingo en la carpa del ternasco, con unas tapas que decian cómeme o pruébame, como yo no me pude quedar hasta el final, con tu crónica quedo bien enterada de todo lo que alli ocurrió.
    Te veo muy animada para seguir presentándote, asi que ya sabes al próximo año, los nervios los dejas bien atadicos en casa, aunque a mi no me pareció que los tenias, besicossssssssssss. Sefa

  4. NIña!!!!!!!! Pedazo de Crónica!!!!! Me ha encantado poder leerla y me ha hecho revivir un día genial.
    Yo no estaba casi nerviosa porque ni por asomo pensaba ganar (había visto en blogs alguna de las tapas presentadas antes de ir) así que solo pensé en echarme unas risicas.
    Muchos besicos y espero verte el martes en el bloguellon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s