SON MIS LABIOS PARA ÉL

– Quince días son muchos días para estar aquí, estáticos, esperando a que a la pava ésta se le ocurra algo glamuroso, a nuestra altura. ¿Para cuándo?, ¡eh!, ¿para cuándo?, ¿a qué diablos está esperando?, es que…

– ¡Schtss, no subas el tono!. Se te infla la vena cuando te exaltas y tienes que aflojarte la corbata otra vez. Mucha sonrisa blanqueada, mucho Solmanía, más hidratantes que yo llevas gastadas este mes y,  al final, guapo, siempre la cagas.

¡Ni te atrevas a chistar!. Y ya estás rehaciéndote ese nudo ¿Es que no ves lo que nos puede pasar que si sigues así?. Me temo lo peor.  Cuanto más deterioraditos aparezcamos, más tirará ella para su monte. Al final, acabaremos siendo el hombre lobo y la mujer pantera en una verbena del Lichis o, peor aún, se descubrirá la verdad que somos: dos mataos que se arreglan ocultando la fatiga de las doce horas curradas de tirón. ¡Y no, ¿me oyes?, eso sí que no lo podría soportar!. Tú y yo tenemos que ser situados en una disco tipo Amnesia llena de gente guapa o en una terraza de altos vuelos donde acudan H.S.S., tomando un Cosmopolitan a lo Carrie o un sofisticado gin-tonic con enebro. ¿Acaso has olvidado nuestra promesa?. ¿Quieres que te enseñe mis manos ajadas, los callos de mis palmas, las varices que ocultan estas medias tan caras?, ¿quieres que te recuerde la úlcera que a punto estuvo de salirte por aguantar las ganas de matar a ese cliente “vip” que te hizo ir y volver a la cocina cinco veces bajo la mirada inquisidora del jefe de sala?. ¿Qué es eso comparado con estar aquí, sentaditos tan tranquilos, esperando a que se le ocurra nuestra historia perfecta?. Haz como yo: ricito que se me escapa, pelito que me recoloco. Ya falta menos, sonríe, miráme con ganas que por ahí asoman dos maduritos interesantes, y no hay nada que le ponga más a un pijo prepotente que birlarle la novia a otro. Igual este es nuestro domingo, igual…

Bocadito1: H.S.S. no quiere decir ni más ni menos que “hombre soltero solvente”.

Bocadito2: Con este cocidito, y por los pelos, me sumo al reto armado de Agnyezka. ¡Feliz semana!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SORPRESAS EN MI SOPA y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a SON MIS LABIOS PARA ÉL

  1. Pingback: El Reto: Resultados | Los Escritos de Agniezka

  2. bypils dijo:

    Lia,
    ¡Qué bueno! Se te ha ocurrido la historia perfecta…;-)
    Un abrazo.

    • Liacice dijo:

      ¡Jajajaja!. Me hace gracia que seas tú precisamente quién me mande un halago y me sonroje porque tu historia me ha parecido genial. De hecho, aunque reconozco que no le he podido dedicar tiempo a la historia y escribí lo que me salió tal cual por no abandonar la intención, en cuanto ví lo poco que me motivaba la imagen pensé en Gurb y en la posibilidad de convertirlos en una especie de prototipos androides recreando una incursión terrícola. Pero no tuve tiempo para hacer algo original de ello, así que al leer tu historia me sentí reconfortada. ¡Alguien había tenido una idea similar y la había hecho sublime!. Jajajajaja. Tiene tu toque especial, Pils. Fantástica.
      Besos y, por supuesto, …¡MÁS AMOR!.

  3. Como había yo podido vivir sin acercarme por este lugar?
    Y tu hablas de organización?
    Calla, calla…
    Te sigo… y te persigo.

    • Liacice dijo:

      Jajajaja, SEC, me matas con tus palabras. Y me encanta saber que, a partir de ahora, no sólo nos vamos a saludar a través del caralibro madrugada y/o festivo sí y madrugada y/o festivo también. Estoy viciada a tus reflexiones y saludos matutinos. A pesar de eso, nunca te había dicho que yo también tenía un cado virtual donde vuelco mis experiencias gastromañas o mis cociditos de encéfalo. Soy muy pudorosa con lo que escribo en el blog. ¡Ya ves que tamaña tontería me gasto!. Tan grande que ni yo misma sé explicar el porqué. Seindo como es que escribo y comparto cosas en otros foros físicos y/o virtuales sin darme tanto reparo. Será porque aquí, lo siento como que es un cuaderno, algo cerrado y porque, además, creo que mis intimidades son tan banales, que pienso que son sólo tragables para mí (de verdad lo pienso así, no es por falsa modestia). De hecho, cuando alguna de mis amistades “de carne y hueso” me cuenta que me ha leído o sube una de mis entradas al facebook (cosa que yo no soy capaz de hacer salvo que aluda a alguien que quiera ser difundido) aunque me alegre infinito,…¡me muero de vergüenza!. Prefiero que me dejen un comentario en el mismo blog (entonces es como si fuesen otras personas alejadas) a que me digan mientras tomamos algo: “¡Ayer me emocionó lo que escribiste sobre tal o cual!”. Y eso pese a que me encante hablar de lo mismo que escribo en las tertualias pero si es “de lo que escribo”…
      Estoy algo “trastornada”. Lo sé. Y tengo que remediarlo pero no sé cuando será… Mientras tanto, feliz cual lombriz, de ser perseguida por ti.
      Un besazo liado

  4. Genial muestra de la realidad.
    Cuanto disfrazado va a esos locales, aparentando lo que no se es y ocultando lo que se es bajo gomina, corbata ellos y vestidos ceñidos y tacón de vértigo ellas… 🙂

    Besos Cecilia.

    • Liacice dijo:

      ¡Gracias , Alberto!. Tengo que dejarte mi comentario en tu blog. Está pendiente. Te adelanto que me encantó.
      y te explico que, para variar, tuve uno de mis bloqueos y los días se fueron pasando pero, me ocurrió como cuando me tú me lanzaste el reto de los libros: antes muerta que fallar a mi promesa, así que, a bote pronto, el mismo domingo, me pareció oportuno recrear esa realidad. No tuve demasiado margen apra buscar algo menos manido. Por eso quise compensarlo enlazándola con la idea de que eran unos dibujos (siempre he sido fan de Jessica Rabbit) y con la idea de que trabajaban en la hostelería (para ser coherente con la temática del blog). Si lo logré o no… es otra cuestión. Yo satisfecha de ver mi relato junto al tuyo y al del resto de la troupe suicidoliteraria.
      Un besazo lioso.

      • Pues te salió perfecto para hacerlo en nada de tiempo, me gustó mucho de verdad.
        No te obligues con el tema de dejar un comentario en mi texto, nunca tomaría a mal que no lo hicieses, mi ego todavía no está flotando tanto 🙂 además con lo que me dices aquí ya me doy por enterado que te gustó ja, ja
        Besos con cierzo que refresquen el calor venidero.

      • Liacice dijo:

        Pues fue agarrar el teclado y escribir. O lo hacía así o abandonaba. Pero, estoy convencida que, en mi caso, es mejor que escriba as´´i. Si me lo pienso mucho, no paro de sacarme fallos y no lo publico. Ejemplos de ello tengo unos cuantos en el cajetín de borradores. ¡Casi hay más número de borradores en el limbo que entradas publicadas!. Y si escribiese todo lo que se cuece en mi horno, en mis fogones (e, incluso, en mi lavavajillas!) y, por supuesto, en mi cabeza…¡habría entradas para parar un tren. Jajajajaja. Gracias mil por tus ánimos fieles.
        ¡Ay, que pedazo de caballero eres respecto a mis labanzas pendientes a tus relatos!. Aquí me acuerdo porque me saltan las alarmas y aún así, a veces, pasan los días sin devolver los comentarios.
        No lo quiero hacer por obligación, sino porque lo mío con tu blog, bien sabes que es devoción personal e intrasferible. Jajajaja. Pero se agradece que no tengas a mal que alimente escasamente tus cociditos con los míos.
        Feliz miércoles

      • Lo principal y que más me alegra, es que hayas vuelto a escribir, de arrebato o madurandolo más… el caso es que no te quedes con toda esa creatividad e ideas y pensamientos sin darle rienda suelta, me agrada mucho leerlo.:-)
        Buen miércoles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s