DE CÓMO ACABAR CON LAS MALAS DIGESTIONES
¿Por qué no escribo últimamente?. Porque tengo tremendo empacho de desilusión, me duelen cuerpo y alma de tragar tanta mugre política colada por el filtro del negativismo. Y porque, como remedio contra ese ardor, mis cociditos no son remedio. Sólo me serviría escribir algo similar a esta entrada y de esta misma contundente manera. Y, para amasar verdades tan redondas, para hornear conciencias y caldear sopas de valores ya está, de vez en cuando, Sergio. Pocos osan, y saben, vomitar la realidad tan elegantemente. Gracias, maestro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS COCIDITOS. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a

  1. Comparto tu desilusión y desesperación!!
    Besos.

    • Liacice dijo:

      Gracias, Alberto, por estar siempre ahí con tus desafectos para leer y tus afectos volando hacia mí en forma de cálidos besos. Tal vez, muchas desilusiones desesperanzadas juntas logremos cambiar algo.
      Besos liosos también para ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s