TESOROS OTOÑALES

Llego a casa y me encuentro una sorpresa:

     Y, como siempre, que el cartero sólo llama una vez a mi puerta, me asalta la duda -¿Hacienda?, ¿la DGT?,…-  Tiritonas me entran. Hasta que recuerdo que es noviembre y que me he apuntado también este año al AIG. ¿Será el regalo de mi amig@ Invisible?…¡¡¡Síí!!!!!. ¡Otra vez nervios, al recibir el paquete, pero de emoción, no de temor!. Sabía que iba a ser algo bueno, algo de alguien por descubrir.

  ¿Qué y quién me mandaría este primoroso paquete?…El qué fue fácil, sólo tuve que abrirlo. Con cuidado, que soy diógena y recicladora y me guardo los lazos, los papeles, los cordeles,… como recuerdo y para volver a usarlos que no está la vida para derroches superflúos. El paquete contenía:

      Derretida me quedé pese al frío que se inicia: una gozada. Asombrada al verlo y encantada al abrirlo. Y lo mejor de todo es que se nota cariño al hacerlo y diversión.

Sobre el quién… ¡Eso es otro tema!. Ni rastro de pistas. Salvo el nombre del remite, ni siquiera escribió el nombre de su blog.  Se ve que Pilar es una persona tan olvidadiza como yo -que a buen sitio ha ido a parar: ¡a una que envía jamón a su AIG vegetariana!. Tras jactarme de haber revisado su blog encima. Me pudo la revindicación al “Teruel Existe”. Nada más que hablar sobre despistes. Sobra materia con eso, ¿no?). Durante un día siguió siendo una amiga invisible pese a estar en mi casa las maravillas salidas de sus manos. Ya tenía pensado molestar a Joana con mis cuitas para pedirle la forma de contactar cuando…¡recibí una carta!. Menos mal. Enigma resuelto: Pilar es la autora de mis regalos y la creativa gestora de dos blogs a falta de uno: ENTREDÓS y CAU DE CUINA.

Gracias, Pilar. ¿Cómo pudiste dudar de si me gustarían tus creaciones?. Más que contentísima me he quedado: ¡ya me puedo enfrentar al duro invierno vitaminada gracias a la mermelada de ciruelas ecológicas, recién hecha y muy duradera (que no llegará al otoño próximo, eso seguro: ¡menudo aspecto!); obtendré más  sabor en mis ensaladas y salsas con los singulares vinagres (con el de frambuesa que me recomienda que use en las ensaladas de frutos secos y queso y con el de Calamansi); mi cuello lucirá original y protegido gracias a su bufanda que también ha elaborado ella porque es una artista de las agujas; y, por último, gran  entretenimiento y retos me esperan  con su libro: Pan en casa, del horno al corazón, de Anna Bellsola. ¡Estoy deseando hincarle el diente a algo hecho siguiendo sus propuestas!. El pan es mi vicio. Para mí, algo imprescindible. Pese a las dietas y a los argumentos detractores. Me cuesta renunciar a un crujiente currusco de pan. Me cuesta no mojar la miga en los untos,… El pan me alegra el día, me lo acorta. Hago mío el refrán: “Es más largo que un día sin pan”. Me lo tomo literal. Adicta hasta del más ínsipido pan “de pájaros” me vuelvo si me quitan el pan cuando ando de comedieta estricta.

Entrar en su cau ha sido, además, un placer. Es un refugio seguro, caliente y feliz.  Al igual que sus regalos, su blog rezuma mimo y encanto. Se lo agradecería mil y una veces, pero, por no ser muy reiterativa, cada vez que use la bufanda, cada vez que mire el libro (justo andaba pensando en hacerme con un recetario de pan, ya que por las redes está todo el mundo encantado con la masa madre, etc. y a mí me gusta probar aquello que reporta tanto placer a otros, al menos probarlo que soy una curiosona incorregible). Cada vez que hagamos una receta con los vinagres;  en cada una de esas ocasiones la tendré presente. Y visitaré sus blogs. Tengo mucho que aprender y descubrir en ellos.

Todo eso es lo que proporciona participar en el AIG: encuentros gastronómicos y sociales, nuevas relaciones establecidas para durar, descubrimientos y aprendizajes. Gracias, Joana. Por ponerme en contacto con Pilar y también con Sonia, de la que fui su amiga invisible. Porque si recibir te llena de alegría, encontrar a la persona a la que tienes que regalar, investigar entre sus entradas sus gustos, sus aficiones, hacer alguna de sus recetas, pensar y hacer sus regalos…¡es una maravillosa sensación!. Un trayecto muy singular: Londres, Zaragoza, Barcelona, Valladolid. Por eso, quiero dedicarle esta entrada especialmente a la organizadora del evento. Sé que Joana se está llevando muchas decepciones este año. Hay muchas personas que están amargándole este mes con sus maleducadas respuestas, con sus envíos cutres,  con su forma de actuar y decir por la web sobre el AIG. No es justo. Parece que no han entendido el espíritu del juego, del intercambio, parece que no saben leer. No se trata de exigir. No se trata de obligar a gastar lo que no se tiene. No se trata de hacer algo por bien quedar sin darle sentido. No es cuestión de fomentar el consumismo absurdo. ¡No. NO. Y no!. Si se tienen dudas con las normas, se preguntan. Si se quiere participar, se hace y sino: nadie obliga a participar. Es fácil. ¿Por qué volverlo complicado y ruín?. Gracias a tu esfuerzo, Joana, obtenemos mucho. Si decides abandonar tras esta experiencia tan tortuosa, tan complicada de organizar y que tan bien haces, lo entenderemos, pero será muy triste.  La mediocridad y las miserias de un@s habrán ganado, nos habrán vencido quitándonos lo positivo y mágico. Pero será entendible.

El otoño se reviste de encanto gracias  a la sopresa de los colores y sabores que nos trae. Y, entre otras razones, con la llegada de estos tesoros que tú provocas con tu altruista entrega. Porque al menos de algunos eres tú la responsable. Otros los trae la propia estación: la lluvia aliviante de sequías pertinaces, los ramos de flores hechos, sacando de mí una capacidad que desconocía, gracias a Decoflor y  la llegada de las setas que me manda mi madre, entre otros. ¡Es grato noviembre!. Pese a la melancolía por el frío y la falta de luz que me ataca algunos días. La sorpresa de los tesoros recibidos ayudan a sobrellevarla mucho mejor. GRACIAS A TODAS POR ELLO.

   

Anuncios
Esta entrada fue publicada en GASTROHOMENAJES, SORPRESAS EN MI SOPA y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a TESOROS OTOÑALES

  1. Pequillas dijo:

    Ya te imagino abriendo el paquete con carica de niña emocionada!!!!!!!. Que gustito esos momentos de autentica sorpresa, que por desgracia son pocos. Ya ves, y tu pensando si era Hacienda, Trafico o vete tu a saber que enemigo se presentaba en la puerta de tu casa. Pues no, no era el enemigo. Era un paquete de ilusión compartida, de sueños enviados con una pizca de nerviosismo por el “gustará o no gustará”, “acertaré o no acertaré”…
    Me imagino a tu amiga invisible asomada tras la puerta, medio escondida y mirando atenta tu cara de sorpresa e ilusión. Y luego a ti descrubriendola a ella con la carica de satisfacción y alegria. Es un juego muy bonito este que llevais entre manos (y nunca mejor dicho)y bueno, no se de que va ni lo que pasa pero algo tan bonito y que hace feliz a gente no puede dejarse minar por malentendidos, exigencias, rabietas,… se supone que son sorpresas agradables, que de las otras ya tenemos bastantes.
    Ánimo con ideas como estas, “los mensajeros de felicidad no deben quedarse en paro”.

    • Liacice dijo:

      ¡Qué bonito, Pequi!. Mensajeros de felicidad. Suena genial, define muy bien el proyecto. Hya mucho malaje suelto por ahí. Nada más. A veces, nos quejamos de nuestros políticos, de nuestros opresores pero, entre la genrte de a pie, también hay cada individuo de “difícil convivencia”, mucha pose, pocas ganas de dar y muchas de acaparar. Cuando asistes a alguno tan tierno como esto y ves que hay gente con tan mala baba, dejas de asombrarte de lo que ocurre en otras esferas. Si en nuestra pequeñez, hay elementos así, en las cotas de verdadero poder, ¿qué no habrá?.
      Pero mejor olvidarse de eso y mirar hacia delante, afortunadamente hay mucho mensaje de felicidad .
      Un besazo

  2. Pequillas dijo:

    Ah, me ha encantado la música que has puesto. No conozco este grupo y creo que no lo he escuchado nunca. Un nuevo descubrimiento, si señor!!!
    Muacks

  3. misosoafrica dijo:

    que entretenido lo que hacen!! debe ser super emocionante, ademas que los regalos se veian muy bien pensados para ti. abrazos!

    • Liacice dijo:

      Perdona, Bárbara!!! No sé cómo se me pasó contestarte?????. Gracias por leerla y comentarla incluso valorando que son ideales. Me gusta sentir que me conoces, que logro trasmitir como soy en estas libras, en está cocina donde guiso mis desvaríos. Agradezco que me digas y más teniendo tanto de que ocuparte u ten importante. Bss

  4. rfundora dijo:

    Q sorpresa tan agradable 🙂

  5. Pues como ya te dije por teléfono estoy contentísima de que te hayan gustado los regalitos. Y estoy emocionada por esta entrada tan bonita.

  6. cocotelas dijo:

    ¡Qué rico todo! y qué suerte. Además de la charleta, tu blog ha trascendido a otro tipo de placeres. Felicidades. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s