DE MELONES Y SALIDAS

¡¡¡¡¡He recuperado mis pies!!!!!. Los míos y los suyos, que yo a solas camino mal. Nuestros cuatro pies sobrevolando las olas. ¡Por fin!. Están aquí, estoy en ellos.

Decidí desdibujarme y lo logré. Tanto que cuando necesité regresar no me fue posible. Hasta mi gravatar se había fugado.  Y ya sé que será una nadería pero mi identidad se esfumó con él. – ¡Qué cosa ésta la de la IDENTIDAD!, da igual que sea la búsqueda de la identidad sexual, nacional, personal, etc. Siempre nos lleva tan a maltraer que nos altera con referundums suicidas, quemas de banderas y/o desfiles orgullosos-.

Ahora ha vuelto. Puedo entrar en vuestros blogs y seré yo la que firme y no un absurdo dibujo de colorines o una carota malhumorada. Puedo entrar en el mío y sentirme en mi lugar. Hallé  la salida de regreso. Abandoné las melonadas que me obligaban a vegetar, en una desidia total. Ya no soy una medusa en un mar que no es el mío.

Puedo, … moverme, lanzarme y expresar mi rabia, mi alegría y mi pesar. Puedo cocinar.

Y no, pese al título, no voy a escribir sobre sopa de melón con crujiente de ibérico; tampoco del explotado gazpacho de sandía o el más alcohólico mojito de sandía. No porque no haga buen tiempo y no apetezca con este veranillo de San Miguel ampliado, sino porque ya no son alimentos de temporada y una anda muy concienciada. Así que, voy a dejar una receta cosechera, cassolana como dirían mis primos. Un plato que siempre me ayuda a sentirme en casa. Un plato fuera de toda estación, socorrido y económico (¡qué aún nos queda mucha fiesta y poco parné!)

HUEVOS A LA MARIBEL

“A mí manera”

INGREDIENTES para cuatro personas: 6/ 8 Huevos hermosos (el número de mitades dependerá tanto del tamaño de los huevos como del apetito y nivel de colesterol de los comensales). Están que crujen así que mejor hacer para que sobren aunque llenan mucho también. Maribel, mi madre, siempre que no sabía con que alimentarnos, recurría a ellos. Cocidos al punto, con agua, al gusto y 2 cucharadas de vinagre, del que nos guste, para la cocción. Pelados y reservados para bañarlos en…

Un 1 litro de Velouté (salsa bechamel ligera: 50 ml Leche, 60 gramos de harina y aceite AOVE (por supuesto y de la tierra de cada uno), 1 litro de caldo de ave previamente calentado, sal y pimienta y nuez moscada. Si se quiere hacer variaciones, se puede añadir a la salsa, un poco de boletus en polvo (está rico, rico) , algo más de picante (cayenita fogosa) o lo que pida el cuerpo. Vamos haciendo variaciones.

Para acompañar, algo “ligero” (Ja, ja): 2o0 gramos Jamón de Teruel (ya sé que el Ibércio, es el Ibérico; el de Jabugo, el de Jabugo y el de Trévelez, no veas… pero me puede la identidad y el kilométro CERO por aquello de la sostenibilidad así que opto por el terruño), 2o0 gramos Longaniza de Graus (o de Monreal) y cualquier otro producto de alto contenido en colesterol que para aguantar la farra es lo mejor. Mi añadido son los 250 gramos de setas shikitake. Mi madre, evidentemente, desconocía estos hongos asiáticos.

Para gratinar y que crujan bien dorados: pan rallado con perejil y ajo (si se quiere incrementar los sabores del plato) y 50 g de queso rallado. Decorar con el cebollino y con un poco de yema rallada y unos granos de semillas de amapola. Aquí también les añadí una nuez.

Otras variaciones posibles: los huevos se pueden enriquecer también rellenándolos previamente, con foie trufado, trocitos de jamón,… pero ¡entonces habrá que tener cuidado porque sino corremos el riesgo de que el resultado final empalague demasiado!. Habrá que disminuir la carga del resto de ingredientes, dejándolo menos bañados, etc

El jamón se puede presentar deshidratado, horneándolo a horno fuerte bajo un peso. Estética manda, moda actual, también una vez que lo tengamos bien tieso podemos hacer polvillo y espolvorear los huevos, presentando sólo la longaniza (o panceta o el embutido que más nos apetezca)- IMAGINACIÓN AL PODER.

¡BUEN PROVECHO, FELIZ DÍA MUNDIAL DEL HUEVO  Y FELIZ PUENTE DEL PILAR   LLENO DE     y con la buena compañía de Lasha mientras cocino para quemar lo malo y viejo, recordando que hay que darse con toda palabra!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS COCIDITOS y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a DE MELONES Y SALIDAS

  1. Se te vuelve a ver como antaño, bien perfilada!!

  2. rfundora dijo:

    toda sabrosura como siempre. te falto la foto de Lasha.

    • Liacice dijo:

      Gracias. Con está receta y está música, sabrosura asegurada. Buena idea añadir imagen fija de Lasha. Entristece un poco pero aporta emotividad y vitalidad. “La vida es breve, hay que aprovecharla, al máximo, para crear belleza como nos sea posible”

  3. dotdos dijo:

    Un abrazo, excelente reentrada 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s