A PROPÓSITO DE AMORES Y COMIDA, Rebeca nos presta esta reflexión a la que me sumo gustosa. Es para reflexionar, partir de aquí, porque connotaciones “¡ haberlas, haylas!”! -y muchas-:

LaMarea

En estos tiempos de tanto cambio ya los refranes de antaño no tienen la misma validez o sucede que no siempre se cumplen.

Desde que tengo uso de razón he venido escuchando “Que el amor entra por la cocina” por lo que, al menos en Cuba, todas las mujeres se esmeraban por ser buenas cocineras.

No sé si este refrán tan popular quizás hasta fue creado por un hombre para asegurarse un buen plato de comida en su mesa o data de los tiempos en que las mujeres al ser amas de casa solamente, dominaban a la perfección “el arte culinario”.

Actualmente he venido observando que ese dicho no es del todo cierto ya que he visto enamorados perfectos donde ella no cocina o no sabe cocinar. Otras son excelentes cocineras, pero no llega el amor que desean a su vida.

Me atrevo a pensar que Cupido ha tenido en…

Ver la entrada original 133 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS COCIDITOS. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a

  1. rfundora dijo:

    Gracias por el reblog. Besitos. 🙂

    • Liacice dijo:

      ¡Hay tantas cosas lindas por ahí que es una pena no compartirlas!. Tengo que acercarme a tu blog para buscar el temita de las bodas…Je, je. ¡Seguro qeu tampoco tendrá desperdicio!. ¡Feliz semana, Jordi!

      • guguseti dijo:

        http://cosasdejordi.com/2012/06/25/bodas-que-aburrimiento/ por si quieres leer lo mio con las bodas….dejemoslo en que no me entusiasman

      • Liacice dijo:

        Gracias. he intentado buscarlo pero no he sabido. No sabía el nombre exacto, ni la fecha. Así que me has ahorrado una ardúa tarea. Ahorita mismo lo leo. Yo también siento que es una celebracion ajena pero, reconozco que si hay patrones de conducta que repetimos y repetimos socialmente debe ser por algo. ¡Algún fundamento tendrán aunque yo no se lo vea!. La del sábado fue curiosa, con mi sobrino el más pequeño sin parar de charrar (se le oía más que al cura aunque no se le entendise nada de nada) ni de subirse a todos los bancos. Eso sí, pasó de sus padres, creíamos que lloraría al ver que sus padres se sentaban en otro sitio pero ¡que va!. Él como si estuviese todos los días en la casa del señor, ja, ja. Más ancho que en el parque. Y su hermano, requeteformal. Fijándose en todo… Divertido, vamos. Me voy a leer tu opinión ??????

  2. guguseti dijo:

    Mi opinion de las bodas, es que en casi todas, execpto la ultima a la que he ido, me he aburrido sobremanera, es un acto social que odio y me horroriza ir, simplemente no me lo paso bien y me agobio

  3. lakittywoo dijo:

    Qué bueno el reblog. Un amante cocinero… No está mal para empezar 🙂

    • Liacice dijo:

      Lo del amante cocinero me recuerda a una cruda película de la que me enganche en otro momento de mi vida: El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante, de Greenaway. La cosa ahí terminar, terminaba mal. Pero como dices, puede no estar mal para empezar.
      Te dejó el enlace a una entrada mía del año pasado (¡oh, cómo pasa el tiempo!) a propósito de la pelí y las relaciones que se me dieron… ¿Un poco de autopromoción!. (Vaya rostro el mío, je, je)
      Espero que no te deje mal cuerpo a esta hora de comer: Otro beso lioso más:
      https://comedieta.wordpress.com/2011/05/22/a-proposito-de-canibalismo-i-el-restaurante/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s