DE PASACALLES EN PASACALLES

“¡Timabalao te gusta!”.

No suelo narrar mi día a día. Se suponía que esto iba a ser un inventar realidades, a partir de las literaturas, las comidas y las gulas que me inquietan. Pero, ¡ya no sé que es lo que hago exactamente aquí!. Dudo hacía donde tirar. Pero eso no es ya novedad: he dudado siempre de todo. Ahora, un poco más. Por eso mismo: escribo. Bien o mal. Lo que me viene en gana. Y hoy, es esto porque… ¡hacía días que no me sentía tan bien!: bien sonada, bien bailada, bien comida, bien besada, bien… I FEEL GOOD!  Y creo que me debo, a mí misma, el expresar la felicidad también. Necesito contar las grandes cosas que sentí en este buen fin de semana.

Porque lo ha sido. Y aún ando cimbreando las caderas. Los cimientos rugen. “¡Timabalao te gusta!”

Todo comenzó el viernes, con el estreno de las “Mamipanchitas”, actuación estelar repeniquero incluido. ¡Nada más gratificante que ver disfrutar y ser testigo de la emoción de quién amas!. Y, después, cena para preparar  la celebración que les vamos a dar a unos amigos en junio; intriga, emoción, elucubrar sorpresas, …regreso a otros días de cumpletodos pasados.

El sábado, no comenzó nada mal:  lectura, radio, jardinear y cuidados a la abuelita. Cual caperucitas, acudimos contentas porque la parca -de lobo disfrazada-, se ha ido a bailar a otro cuento y se está recuperando milagrosamente. Después, en casa, a solas, comida sana a base de ensalada y marisquito modesto (que es el que más nos gusta): mejillones y langostinos, con pescadito del rico: rape y dorada, a la plancha con gran sabor. ¡Uhm!.  

Y, la tarde entera para llenarla de amor, pasión, conversaciones, mesarios, relax, recuerdos y sueños recuperados oyendo a

Dead Can Dance,   reflexionando, emocionándome y bailando gracias a The Translator, quien  provoca tanto ardor en mis neuronas consusnovelasprohibidas, suabuelapianistadejazz, y su citizenkant (son tres en uno porque, como a todos los seres geniales, ¡le da para ser múltiple!). Después, seguir cavilando, andando, observando el arte que se gastan otros:

 

 y que nos muestran en los encuentros  originales de  ZARAGOZA DIVERSA:

Lo recortes aún no han llegado a esto y, ¡no saben cuanto lo agradecí!. Nunca, (que ahora recuerde al menos), actividad social alguna me había coincidido tanto con un discurso interno y con un rifi- rafe intenso, mantenido vía correo, sobre el racismo y “sus puras realidades”. Pánico; necesitaba acudir, presenciar y sentir que aún existen personas que creen en los otros, que no ven a los demás como el enemigo, que no se lanzan a teorías simplistas sobre quién nos quita el pan, en base a esa visión tan pobre, tan necia de la vida. Una visión que a quién teje los hilos de nuestra dicha o miseria, le interesa mucho que se difunda: mientras nos afanamos en echarle la culpa al inmigrante de nuestro paro, del estado de nuestro sistema de salud, de nuestro calamitoso vaivén en los listados de los economistas, etc. nos distraemos de sus estafas, prevaricaciones, sus tejemanejes, sus bankias,… son ellos los altos, rubios, hijos de buenas familias españolas de pro o los bajos y morenos mindunguis venidos a más gracias a  escalar y llegar a ser Presidentes de Comunidades,… son ellos los que lo han hecho fatal, llenando las calles de edificios, aeropuertos, pabellones puentes, ascensores que van a ninguna parte, son ellos los que  nos roban.

¡Me decepciona, me indigna enormemente que con fútbol, dislates, Gibraltares, presentaciones de falacias, etc. nos distraigan de lo fundamental: somos diversos en tamaños, colores, lenguas, bailes, costumbres culturales, preferencias gastronómicas, etc. pero somos iguales, hermanos, víctimas de unos poderosos que se burlan de nosotros contínuamente con sus leyes, sus rescates, sus economías,…

Y, allí, en este banquete de vida, se sirvió como postre y colofón, un conciertazo al aire libre, de samba- funk: TIMBALAO.

Entre cañas, risas, bailes, charlas, recuperando la sensación de estar en casa, entre las añoradas amistades…

Una gran noche: Sí, -¡me gusta Timbalao y su ecléctica fusión!- coreé a pleno pulmón. Porque creí volver a derretirme cuando sonó Prince, a su modo… ¡Uf!. Me he de volver adicta a este grupo. Lo veo venir.

Y, hoy, domingo, Durero, Rembrant y sus grabados nos esperaban en la Lonja, exposición de oscuridades y de maestrías. Paseo, vermut, comida familiar en nuestra fonda y tarde estudiosa, lectora y cibernética… ¡un gran fin de semana de primavera, que nadie me va a arrebatar. ¡A pesar de crisis, a pesar de majaderías!. Un toque de locura y mucho amor son los aderezos ideales de esta puñetera vida, en esta comilona frenética de la que somos mera carne para otros. Y, le pese a quién le pese, si yo he de ser el ingrediente principal en su festín caníbal, no se lo voy a poner fácil, tendrá que seguirme porque estoy muy ocupada disfrutando, de pasacalles en pasacalles.

¡Feliz semana!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SORPRESAS EN MI SOPA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a DE PASACALLES EN PASACALLES

  1. Pequillas dijo:

    Se feliz niña, se feliz que el tiempo vuela y estos pasacalles diurnos y nocturnos son los que llenan la vida. Feliz semana para ti tambien.

  2. Albertobé dijo:

    Lo celebro, lo celebro y lo celebro. Y me alegro mucho por ti. Brindo a tu salud, Ce 🙂

    • Liacice dijo:

      Gracias, gracias, gracias. Se me está yendo un poco la cabra al monte pero… ¡ya habrá timepo de retomar esas otras “realidades” paralelas que me gusta imaginar y que tan abanadonadoas tengo. ya habrá tiempo de cocinar a fuego lento. Ahora tengo el cuerpo para cantes y bailes, másq eu para pucheros. Tal vez, me inspire el “gladiolo tendido”. ¡Suena tan poético!.
      Pd.: ¡Ah, otra vez estás ahí, sin” marxirizarte”!. je, je. tengo que descubrir cómo ir cambiando de imagen. Es divertido. Buen lunes

  3. Elysa dijo:

    Pues mira, me alegra leer esta entrada, porque estoy en lo mismo, no quiero ser un ingrediente en su comida. He estado unos día un tanto despistada y lejos del ordenador, pero voy a cotillear más por tu casa.

    Besitos

    • Liacice dijo:

      ¡Vía libre por completo, puertas de para en par te dejo!. Ya sabes que me gusta que entres hasta la cocina. Con mandil o sin él. Je, je. Y mientras hierve el agua, ¡bailaremos!, no para estar delgadas, no,no. Para que se nos pongan las carnes tan prietas que no puedan hincarnos el diente esos orates del euro y sus modorros ignorantes que se suman a lo que dictan. Vienen con hambre. Lo están demostrando. ¡Hay que ser más listas para librarnos de sus mordiscos!
      Besazos

  4. ¡Qué lo has pasado genial! Me alegro, que la cosa está para poder liberarse, de vez de cuando, no faltaba más.
    Besitos

    • Liacice dijo:

      Muchas gracias, Mercedes. recordaré el cosnejo cuando las rabias asalten. Lo único malo es que.. ¡con tanta samba… menos tarabajar! (en este caso, escribir “seriedades”, aprender de vosotros). ¡Es difícil poder estar en todo!.
      Un besote y ¡feliz semana!

  5. dotdos dijo:

    Dudas luego existes… ¡Qué bueno el post! Me has llevado de Gibraltar a un bonito ascensor: alfa y omega 🙂

    • Liacice dijo:

      Gracias. ¡A veces, mi cabeza va por dónde menos me lo espero!. Yo me divierto dejando que las ideas se mezclen y borboteen a su libre albedrío pero luego lo borraría pensando que os estoy invadiendo, llenando de obviedades y desvarios… Dudo, dudo y con eso: ¡está claro que existo!. Un beso

  6. makinay dijo:

    Al menos tenemos a alguien en este mundo cibernético que sabe cómo hay que pasar un buen fin de semana. Me ha encantado porque transmite felicidad contagiosa. Saludos.

    • Liacice dijo:

      De eso se trataba, de transmitir un poco de esperanza en estos tiempos duros. Hay días para disfrutar a pesar de todo. Y, además, hacerlo gratis (“de balde”- como se dice por aquí) aprovechando los recursos de unos y otros, gozando de estar juntos. Pero, me gustaría pensar también que ha llegado el trasfondo de seriedad, de reflexión sobre la imprescindible fusión, la necesidad de la mezcla, del eclecticismo creador y gozoso como única vía para que salga un orden nuevo, más justo, más limpio, más acorde con nuestro ser. Líos tiernos

  7. lakittywoo dijo:

    Qué alegría da leer tanta alegría. Tanta da, que hasta es contagiosa. Qué bien, qué bien suena, qué bien huele. Pero qué bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s