SI TUVIERA

Si yo tuviese una escoba, si yo tuviese una escoba mágica… barrería tus males, el mal fario que crees llevar encima, la rabia contenida que se te pega en la garganta para permitirte, al menos, gritar. Y aullaríamos a la par, con nuestros cuerpos vestidos con un simple delantal.

“Barrería yo el dinero, que es la causa y el motivo ay, de tanto desespero”.

Si yo tuviera una sartén, una sartén capaz de derretir la manteca de los banqueros, la egolatría de los politicuchos, la impasibilidad de las masas. Las untaría sobre tostada crujiente y mezclaría con la suave miel de tus labios para musitar en tu oído que…

“Me como banqueros para desayunar”.

Y, con la misma poderosa sartén, freiría la sesera del corrupto, del patrón esclavista, del místico fanático, del leguleyo inmoral. Las rebozaría en gabardina vermutera y me echaría a volar entre nubes de pensamientos utópicos.

Si yo tuviera, si yo tuviera… la magia de una cocina capaz de recrear un mundo de bienestar, entre vapores de tranquilidad e inagotables manás.

-¡Necesito esa ensoñación o una recortada, claro!- y, de repente, ¡pluf!, me doy la vuelta en el colchón y… ¡me pego un tozolón! -¡ay, ay, qué morados, qué dura es la realidad!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS COCIDITOS y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a SI TUVIERA

  1. Elysa dijo:

    Sí que es dura sí, pero tu manera de buscar soluciones por lo menos es divertida, aunque sea solo en sueños.

    Besitos

    • Liacice dijo:

      Son sueños pero, como ya he escrito a Alberto, oigo el retumbar de cantos de incitación a la lucha en mi interior. Pronot voy a tener que abrir las puertas a a la acción. Me niego a resignarme a no hacer nada más que soñar y escribir (¡aunque no es poco tampoco!, ¿no?). Gracias por lo de divertida…¡yo que siempre digoq eu no lo soy nada!. Je, je. Un beso. Feliz fin de semana

  2. Nos queda mucho por luchar, debemos salir del letargo de la ensoñación, lo que nos están quitando me temo será dificil recuperar…

    • Liacice dijo:

      Parafraseando al anuncio áquel: “Dfiícil, pero no Imposible. Lo imposible no existe”. No sé. Necesito utopía, ración ddoble y sin salsa qeu la encubra. Bien presente en mi vida para seguir. Es más, creo estar recuperando unas fuerzas dormidas. Siento a los viejos tambores percutirse contra mis anquilosados ideales. Oigo marchas envalentonando mi espíritu, despertándolo. Buen fin de semana

      • lakittywoo dijo:

        ¡Utopía, sí, utopía! A lo mejor nos quedamos a las puertas, pero hay que intentarlo, ¿no?
        Cada vez me gusta más leerte.
        Feliz domingo. Desde el mar.

      • Liacice dijo:

        Todo se intenta. ¡Qué suerte tengo sentir el mar gracias a tus saludos!. Feliz semana desde la orilla del Ebro

  3. rfundora dijo:

    Pero tu tienes la magia que nos lleva a reflexionar y a la vez a los deleites de la cocina. Me hiciste acordarme del libro: “Como agua para chocolate”. Me ha encantado esta combinación que has hecho en esta historia. 🙂

    • Liacice dijo:

      ¡Gracias, hace años que lo leí y tengo mala memoria, así que no soy capaz de identificarme con el estupendo libro de “Cómo agua…”. Sé que me gustó así que, en honor a esa sensación gratificante, muchas gracias por relacioanrme con él. Feliz semana

  4. David dijo:

    Si necesitas Kalasnikov, te presto el mío. Jejeje

  5. Alejandro S. Blázquez y su exceso de autoestima. dijo:

    “Incluso los antisistema están dentro del sistema”.

    No puedes individualmente cambiarlo y colectivamente es complejo, porque si pensamos, cada uno tenemos una visión de lo que es el “sistema” y muchos, al intentar definirlo, no pueden hacerlo sin recurrir a tópicos o esquemas les meten en otro sistema que seguramente tenga otras bondades y otras maldades.

    Personalmente no cambiaría de juego, aprendería las normas para poder jugarlo.

    • Liacice dijo:

      Con una gran verdad comienzas y, luego, despliegas otras. Todos estamos dentro y lo vemos cada cual a nuestra manera y nada es perfecto. Pero, da igual que sea, desde dentro o desde fuera. El caso es que hay normas que cambiar, hay que buscar otros modos de hacer porque así, está claro que no ha funcionado la partida. Nunca lo ha hecho para muchos, ni en las mejores épocas de gloria y bonanza hemos sido capaces de erradicar el hambre y alcanzar la igualdad, así que no, tampoco se puede negar que en este juego algo va muy, muy mal. Por eso, insisto: si yo tuviera una escoba, barrería lo mucho que sobra, le sacaría brillo a lo positivo y tiraría con el resto de antisitema/desde el sistema o como queremos definirnos (si es que es necesario, que lo dudo), “p´alante, tó tieso”, como se oye aún por aquí. No me queda otra que agarrarme a esa fantasía, porque hay otras opciones pero resignarme no es lo mío y tengo demasiado miedo al fuego y respeto inculcado como para lanzarme a quemar nada. Así que cuando las aprendas, ¿me ayudas a comprenderlas, por favor?.
      Un saludo enorme y gracias por permitirme volver a reflexionar sobre mi profunda ignorancia de las normas (¡no hay quién comrpenda lo de Bankia!)

      • Alejandro S. Blázquez y su exceso de autoestima. dijo:

        Mmm. ¿Te refieres al motivo que ha llevado al gobierno a nacionalizar el Bankia? En ese aspecto, tal vez pueda ayudarte a comprenderlo porque estoy aprendiendo Finanzas.

      • Liacice dijo:

        Encantada de entenderlo de manos de t0d0 un maestr0 de las finanzas!!!. Artículo obviad0, non problem.

      • Alejandro S. Blázquez y su exceso de autoestima. dijo:

        Omitamos ese molesto artículo que se me ha quedado delante de Bankia, por favor.

      • Alejandro S. Blázquez y su exceso de autoestima. dijo:

        Bueno, pues si estás dispuesta a escucharme, empezaré diciéndote que esto es mi punto de vista y que debes tomarlo como tal, puesto que en Economía pocas cosas son iguales para todos y por ello hay mil y una teorías.

        En primer lugar, yo pensaría en las personas que son clientes de Bankia y que tienen, por ejemplo, sus depósitos en esta entidad o acciones de la misma. Me gusta pensar que el gobierno ha tenido como uno de los objetivos principales garantizar que así sea y lo ha hecho tomando la medida de nacionalizar el banco. Para el común de los clientes, que no tienen por qué saber de Economía, esta medida les ha dado tranquilidad puesto que ven garantizado su dinero y no han acudido a retirarlo de forma masiva, algo que sería una catástrofe puesto que Bankia – o incluso el banco más solvente- carece de tanta liquidez.

        En segundo lugar, otro de los motivos por los que creo que ha intervenido el banco es para evitar su quiebra -desde hace poco denominada formalmente “concurso de acreedores”- ya que en el actual contexto de simbiosis financiera, su caída inevitablemente traería con sigo problemas para el resto de bancos o empresas que, sin lugar a dudas, tuviesen relaciones empresariales.

        No me mojo con que si la medida de nacionalizarlo es la idónea, tampoco conozco de forma certera las condiciones en las que se ha hecho -lo más normal es que el Estado haya emitido en su nombre bonos u obligaciones (para darme a entender, una especie de acciones que el gobierno se compromete a pagar en un futuro igual que paga la Deuda Pública pero que no paga en el acto puesto que no tiene dinero) que una vez saneada la entidad, Bankia debería devolver a las Arcas Públicas- pero lo que sí que tengo claro es que los bancos son totalmente necesarios.

        Entiendo el odio hacia ellos por las comisiones abusivas en algunos casos, por que te quiten la casa que se suele poner como aval de la hipoteca, por esa sensación de tiranos envueltos en billetes, pero sin bancos que nos financien, no podríamos acceder a muchos bienes materiales que tenemos y sobre todo, a lo que creo importantísimo: financiación para las PYMES -pequeñas y medianas empresas- que son el motor de la economía y que actualmente están secas de dinero porque los bancos no prestan y no prestan porque están en situaciones pésimas como la de Bankia, enclaustrados por el Activo en forma de bienes inmobiliarios que les atan puesto que no quieren reconoces la pérdida de lo que antes valía 30 y ahora vale 15 pero que ellos se empeñan en que valga, al menos 25.

        Es muy posible que si el Estado y por extensión nosotros, optásemos por taparnos los ojos y obviar ese odio que les tenemos y poder promover medidas que les quitaran a los bancos el lastre, éstos volverían a dar crédito y el dinero estaría de nuevo circulando generando riqueza.

        En cualquier caso, como ya he dicho, es sólo mi opinión y este no es el único problema.

        Te dejo un gráfico -algo que carece de puntos de vista y es lo más objetivo que uno puede ver- sobre los presupuestos generales del Estado, algo de lo que se habla muchísimo. A ver que te parece. http://especiales.lainformacion.com/economia/presupuestos-generales-estado

      • Liacice dijo:

        Siento la tardanza en responderte para darte las gracias. HAy un mundo de hospitales que me abduce últimamente!.
        Tu explicación ha sido generosa, muy clara y he entendido el contenido, por fin.
        No quisera dartre la impresión de que odio los bancos. No es así.
        De hecho, un aspecto que descubrí el día que me tocó decidir sobre con qué entidad me iba a “casar” (¡nada menos que por treinta años! de mi vida) para poder tener un hogar, fue lo duro que era tener que decirle “adiós” a Ángel, el interventor de la Caja (ahora banco) que me asesoró durante años sobre mil y un asuntos pero al que tuve que renunciar porque había otra hipoteca más ventajosa en la competencia.
        En los días previso a la decisión, descubrí los múltiples recuerdos a los que renunciaba con ello. No en vano fue la Caja de mis bisabuelos, de mis abuelos y de mis padres. Fue en la que me abrieron mi primera cuenta infantil, la que me invitaba al cine en Navidad (recuerdo ver Spiderman en un estreno especial para ahorradores infantiles), la que publicaba libros de cultura aragonesa que regalaba como regalaba billetes de lotería y presentes en las fiestas. Recuerdo ir de la mano de mi bisabuelo, que se empeñaba en sacar toda su pensión (¡íntegra!) y la de su mujer el día uno, para guardar luego el dinero bajo el colchón, o en una agujero de la antigua cocina de carbón, en desuso ya entonces. Recuerdo rebuscar por toda la casa, con el corazón a cachos, para que no se escapase ningún saquito de unos pocos pero valiosos billetes atesorados de esa manera, el día en que fallecieron. Recuerdo acompañar a mi madre, a pedir una prorroga en el plazo, porque mi padre estaba de baja (o le ocurría algo de lo que no nos teníamos que enterar los niños).
        ¡Hay miles de emociones sujetas a una banco!. Por eso, tal vez nos duela tanto saber de las Prefrentes, por eso nos insulta tanto levantarnos un día y que, sin consultarnos, se hayan aliado con el enemigo, con aquella entidad que no concedió un crédito a un familiar cuando el negocio naufragaba y, por eso, habíamos jurado no acercarnos a ella ni de lejos!. A pesar de que ellos, las personas que trabajan sean fantásticas y tengamos hasta una relación personal, con intercambio de teléfonos y cañas incluidas, creo qeu no es ser una antisistema si nos sentimos engañados, dolidos,… porque con esa actitud del Gobierno y de los Bancos, están echando al traste nuestros recuerdos, están tocando nuestra economía, nuestro futuro y nuestro pasado, nuestra fé y creencias en el sitema.
        Creoq eu he resultado farragosa y aturrulada. Dsiculpa, hoy hay otra abuela moribunda a mi lado. Y ella, qeu lcuho, sudó tanto ganarse el pan, no sé que pensaría, si puediese discernir, de todo esto. tal vez sea la pena la que habla por mí. Y no pueda mirar sus cuentas ni las mías con claridad y lucidez.

  6. Me encantaría ver lo que haces con un microondas 🙂
    Es la primera vez que paso por tu blog, pero creo que me quedo.

    • Liacice dijo:

      ¡Gracias, Aitor!. Te había contestado una lista enooorme de sabandijas, injusticias y desmanes que resunsiría en el micro (porqu,e si te pasas con el tiempo, allí dentro, las partículas nos e carbonizan, sólo se merman y resecan) pero ¡se me ha borrado!. Y es que… ya no son horas. Ni para mí ni para tí…¡qué mañana, ambos, tenemos clase!. Eso sí, me halagarías si te quedas a disfrutar de mis banquetes, siempre que te plazca. entra, acomódate a tu gusto, incluso saca tu cigarrillo que aquí, en este establecimiento (aunque yo no fume) no hay nada prohibido. Tu blog también es versátil y me encuentro a gusto entre tu humo. Incluso cuando se queda el rastro en tu paso por blogs comunes. Un gusto. Buenas noches.

      • Pues si me permites fumar, entonces ya si que me quedo 🙂
        Espero que no les moleste a los demás mi rastro de humo, no quisiera yo hacer que la gente se enfermara por mi culpa.

        El gusto como siempre es mío, Buenas tardes 🙂

  7. Hola Cecilia, no se que pasa que no me apareces entre los blogs que sigo, bueno estaré pendiente de todas formas de tus publicaciones.
    Arriba 15M!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s