CORAZÓN, EMPALAGOSO CORAZÓN

Estar pro o contra San Valentín. El mismo dilema, año tras año.

– ¿Lo celebramos?, ¿quieres que abramos la espita este año?- dice timidamente.                          – ¡Yanquilandia al ataque!. ¿Realmente lo necesitamos?- me río y se ríe, sabemos que no lo haremos, no caeremos en esas tentaciones, por mucho que se afanen los centros comerciales, por mucho que nos persigan los anuncios, asaltándonos en medio de nuestra serie preferida, con anuncios de fragancias ultracaras. Por mucho que tire de mí la niña romántica que fui, capaz de llorar para conseguir que me diesen la tarde libre,  en cuarto de E.G.B.,  para ver una noña película de la que no recuerdo el título pero sí que era en blanco y negro y que el protagonista era el mismísimo San Valentín paseándose por calles americanas. -Tengo mala memoria pero recuerdo perfectamente la cara de envidia de mis compañeros cuando logré que el profesor me dijese que sí, que podía no volver y verla con mi madre. Recuerdo a ese locutor de radio metido a maestro o viceversa, aunque tampoco recuerdo su nombre, consolándome y mi eterna gratitud por eso-.

FIN DE LA CONVERSACIÓN. 1989/2011.                                                                                                        Este año, movida por el afán gastronómico que me abduce últimamente, lo estiré un poco más:

– En  todo caso, ¿te apetece usarlo de excusa para reservar mesa en X o Y?.  O ¿prefieres que compre la tarta acorazonada o que hagamos un extra y probamos las maravillosas rosas de Fantoba  a DOS EUROS la unidad?   -Foto del Blog “Las cien puertas de Euna”-

-¡Ni hablar!, demasiado típico, demasiada gente, cualquier otro día será mejor, ¿no?.

FIN DE LA CONVERSACIÓN. 2012

A pesar de estar completamente conforme y de que “si hay dos cosas que no soporto” -como diría Antonia Sanjuan- son los escaparates llenos de corazones y las braga-tangas, – además de la música babosa y las cajas convertidas en bancos, o los regalos en fechas socialmente adecuadas y la sequía pertinaz; entre otras muchas cosas-  reconozco que hoy, San Google, con su Doodle me ha ganado. ¡Qué tierna metáfora visual!. ¡Qué cuentico contado tan sencillo y directo!.

Además, al final, incluye unas imágenes fijas exaltando la diversidad de afectos -¡incluyendo un guiño a la gastronomía con el querer de una galleta con pepitas por la leche!.- Con una única pega: la tonadilla insufrible de Tony Bennet.

Una momia aunque Lady Gaga le reparta besos efusivamente.

Una verdad, verdadosa: ¡nada más importante que regalar tiempo y aficiones!. Nada cómo prestar atención y mimo a quien tienes al lado, entender la evidencia de lo que el otro ser desea, precisa o siente. Sin que te lo diga. Anticipándote. No hoy. No sólo hoy. Todos y cada uno de los días compartidos.

Y, como si me hubiese leído la mente o seguido mis pensamientos, al acabar nuestra frugal y correcta comida a base de col romanescu hervida, solomillos de pavo con ajos tiernos y cebolla -ahora también convierten el insípido pavo en pieza con nombre importante: solomillo, ¡nada menos!-  y piña natural, como saludable postre, veo esbozar una sonrisa cuando exclamo que moriría por algo dulce.

¡Y ahí estamos: saltándonos por enésima vez el régimen espartano (que no hemos logrado llevar con rectitud este curso aún ¡ni una semana!), rompiendo nuestra propia norma y celebrando con dulceríashumildes este día. Porque sí, porque se ha adelantado a mi necesidad, porque ha acertado con la elección y porque hemos compartido el “pecado”.

¡Ay, corazón!. ¡Cuánto te quiero!. Así, sencilla y empalagosamente. Hoy y siempre.

Y esta música, más que dulce pero especial, es la que suena ahora mismo, fuera y dentro de mí:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SORPRESAS EN MI SOPA y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a CORAZÓN, EMPALAGOSO CORAZÓN

  1. Lar dijo:

    Intimo y directo.Siempre en tus pequeñas cosas y detalles se encuentra el amor.TQMMMMMMMMMMMMMMM

  2. El amor hay que celebrarlo cada día! y no cuando dicta un hombrecillo que solo ama un dia al año.
    Petonets

  3. Soul Kitchen dijo:

    Qué mona la palmera de chocolate… y que rica! ;p Que viva el amor todos los días! Besets! Raquel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s