EMPACHOS

Días de empachos vivimos. Pero no sólo de empachos digestivos que son fácilmente curables con unas raldas de papaya bien rehogada en ácido lima-limón.

Peores son, sin duda, los empachos de:
Borbones ¡Qué duro está siendo tragar tanta ponzoña sumada al rancio abolengo!. Por mucho que anuncien que enseñarán parte de lo que nos cuestan. No es suficiente para nuestros estómagos de españolitos de a pie el que – cual damiselas- nos enseñen el tobillo y se dignen a mostrarnos sólo hasta donde les llega el decoro. La liga, los encajes de negro picardías, el vicio depravado, el gasto oneroso en peluquerías, vacaciones, coches y demás … se lo reservan. Han pensado que mejor nos ahorran el disgusto y los dejan bajo la alfombra. -¡Paternalismos así, dejan entumecido cualquier sistema digestivo!-
Presentaciones ministerales y alcaldesas de renombre, con algún que otro coche oficial menos, con sus gabinetes refundidos, sus recortes, sus apoyos empresariales y a la banca, sus variaciones en los contratos, el despidos libres y … ¡esos “E.R.E.S.” sin vigilancia. -¿Cómo tragar con eso cuando te desalojan de tu casa?-.
Muertes violentas a manos de quién fue amante y padre Otro año más, sumando, sumando. -¡Ay, pena, penita, pena!. Lacra social, imposible de digerir-.
Abusos infantiles curas y no curas, familiares, desconocidos…todos abusando del poder y la fuerza. -¡De ésta: vomito!-.
-Cancér- Y mas cáncer. Mal que ataca, mal que mata. Y cada vez más, no sé si será por la edad que se me va acumulando, porque es lo que toca, pero cada vez más y más personas a mi alrededor, cercanas, cercanísimas o más alejadas, las que lo sufren, lo padecen o a las que les roza su afilada dentellada. En su propio cuerpo o en sus allegados. Sin explicaciones, sin aclararnos nada sobre los posibles porqués, si será por la influencia que tiene la contaminación, la alimentación, o… ¡Hastiada de llevar tantos años viendo las huchas trasnparentes recaudatorias para el avance científico y. a pesar de ello, ver caer a más y más personas!.- Rabia empachada-
-Con los oídos embrutecidos de tanto villancico y de tanto balance, tanto recordatorio de terremotos, explosiones nucleares, idas y venidas de revueltas, indignacciones, presidentes vitalicios, dictadores, narcotraficantes y demás calaña. -que llenan de corrosiones mis digestiones-

¿Cómo solucionar esta indigestión?: haciéndole caso a Potancio y administrándonos dosis extras de bicarbonato para el alma… Tal vez, tal vez.

La otra opción: no encender la radio, la tv, ni conectarse a la red, ni hojear periódico, panfleto o cartel. Emigrar al monte cual eremita, ¡más bien!.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS COCIDITOS y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a EMPACHOS

  1. Soul Kitchen dijo:

    Ánimo con los empachos Cecilia! algunos de ellos son difíciles de pasar pero con una buena dosis de optimismo todo es posible! 🙂 besos! Raquel

  2. cocotelas dijo:

    ¡Ay! Yo también sufro de los mismos empachos, sólo que me faltan palabras. ¡Qué envidia! no te cortes. Nunca sobran las palabras.

  3. paulamarco dijo:

    Muchísimas gracias por tu comentario en mi blog!!! Seguiré el tuyo que tiene muy buena pinta!!!
    Un abrazo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s