UN PUÑADO DE PARADOS MÁS

Unos cuantos más al paro hoy son noticia. No son muchos – 4300 reconocidos y, tal vez, otros 2000 sumergidos. 6300 nada más- pero esos pocos desde ayer, sin quererlo, son noticia. ¡Y, eso que van a ser una bolsa minúscula dentro de los millones de desocupados!.

Y una millonada más seremos si la última propuesta de la Patronal prospera: DESPIDOS LIBRES. Libres desde el concepto de libertad más excelso. No hablan de tu libertad ni de la mía y mucho menos de la libertad del que cae rendido y duerme en la calle o comparte un catre caliente en un bloque/ patera. No es de esa libertad acotada de la que se trata sino de la LIBERTAD con mayúsculas, ésa de la que sólo el poder sabe dar cuenta.

Todos los despidos merecen ser mentados y cada empresa que cierra, cada ERE, cada individuo más en la fila del paro, con todo su miedo a cuestas, es merecedor de unas líneas y de un firme paso más en la manifestación indignada. Pero la noticia estos días está centrada en esos pocos parados: LOS ESCOLTAS en el País Vasco. Desde ayer, por fin, NO VAN A SER NECESARIOS. Porque … ¡¡¡¡¡¡ETA anuncia el abandono de las armas!!!!. Desde la distancia, prudente y desconfiada –que ya hubo antes varias treguas rotas, sin ningún empacho- pero, aún así, me alegró. Siempre es jubiloso conocer que la barbarie de las muertes sin sentido va a  cesar. Que alguna de ellas, al menos, pueden acabar. Aquí como en Irlanda. -¡Las de Libia mejor ni mentarlas que aún tengo ciertas imágenes atascadas en la retina!-.

Un descanso tremendo pensar que la muerte no se va a cebar más ni con un tiro en la nuca, ni con una explosión en la T-4 o en un supermercado, un concesionario o una casa cuartel.  Ni que tampoco va a acechar tras un secuestro con las horas descontadas. ¡Si yo siento alivio no puedo ni imaginarme lo que habrán sentido cada una de las personas extorsionadas, vigiladas, amenazadas!. Ni el suspiro lanzado por sus familiares.

¿Todo el mundo respira mejor desde ayer?. Seguro que habrá muchos que no, que no compartan esta emoción esperada. Por distintos motivos. Pero a mí, de pronto, me ha sobrevenido la imagen de un “cuadrado” escolta –ése mismo que abandonó el ejército hace cuatro años para ganar mucho más, arriesgando el doble, eso sí-. Lo veo cerrando su abultada maleta –los chalecos antibalas ocupan mucho- y, cabizbajo, ir dirigiéndose al espejo donde ensayará una sonrisa  amplía y convincente. La misma que pondrá ante su  protegido cuando le tienda la mano para recoger su carta. Será uno más de esta …

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SORPRESAS EN MI SOPA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a UN PUÑADO DE PARADOS MÁS

  1. david dijo:

    Un ERE en la Casa Real me alegraría la semana. Pese a que crecería el número de parados, aumentaría la productividad nacional, aunque … nos reiríamos menos, pero para eso tenemos el circo. Saludos. Muac

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s