FLORES PARA PABLO

Hoy tengo que saltarme la regla autoimpuesta de escribir sólo una entrada en este agosto. Necesito hacerlo. Hay dolor en el ambiente nuestros blogs y me es preciso darle forma escrita a pesar de que sé, conozco y he sentido que lo mejor que se puede ofrecer a los que sufren es silencio acompañante.

Pero llevo ya dos días con letras fúnebres retorciéndoseme en la sesera. Necesito ahogarlas escribiendo algo, lo que sea. Nunca será lo apropiado. No hay nada apropiado qué decir en la tragedia. Hasta reproducir los versos mejor escritos no ayuda demasiado a reducir la impotencia ni la pena. El consuelo es halo ligero que no quiere de letras. Como polvo que asoma ante el rayo de luz . Se deja ver poco. A veces hasta los abrazos le sobran. Sólo quiere huir. Prefiere que se pose la angustia y lo impregne todo.

Pero necesito sentirme conectada en este dolor. Nadie de mi entorno es cercano a él. Sólo pertenece a mi conexión virtual con los ex-compañeros y profes del cursillín que comencé en primavera y del que soy fruto. Sólo ellos pueden compartirlo. Conocimos poco a su padre. A su madre y al niño sólo a través de su blog pero seguíamos esperanzados sus progresos, cuando los hubo, nos alegramos de cada uno de ellos y, desde la lejanía, nos habíamos quedado en ellos. Desde esta respetuosa distancia digital, todos nos hemos sentido partícipes de la perplejidad y la rabia del dolor de su pérdida.

La mayoría no han continuado escribiendo pero sé de sobra que es así. Se asoman sólo esporádicamente y, principalmente, para leer. Para compartir andanzas. También las malas. Sólo Isabel, nuestra joven -pero sobradamente preparada- profe suplente junto a nuestro Humprey particular y una escondida artistaza- de pluma y lengua prontas- escriben con regularidad. Fue buscando las balas/entradas  de Arcesilao como me enteré de que la batalla se había perdido. Tarde me cayó la bomba. No quería creerlo.  Me dirigí a confirmarla. Directamente al blog de Sergio. Maestro entre los maestros. Incluso en sus peores momentos. Dónde otros pondríamos tanta farrufalla doliente, él nos ofrece el guiño de una muchacha y el suyo propio. Versos sabios y su deseado regreso.

Gracias Sergio por ello, porque lo poco que pudimos compartir en el curso fue mucho pese a todo.  Gracias también por seguir derrochando tu don con las palabras en tus libros y en el blog. No lo dejes.

A cambio, sólo puedo volcar aquí mi cariño y dejar unas flores virtuales como muestra de respeto, admiración y acompañamiento. Girasoles efímeros de mi terraza en honor a Pablo. Porque son flores unidas a la infancia por miles de cuentos y canciones. Y porque siempre me han parecido símbolo de resistencia. Permanentemente pierden el sol e, incansablemente, lo buscan y lo retoman.  Lo absorben y lo transforman para crear pipas que salan nuestro ocio, unto que fríe e impulsa. Sin necesidad de fe alguna. Simplemente porque sí. Resisten como el famoso junco del Dúo Dinámico.

– Resiste, escribe, crea, por favor, y si puedes vuelve a instruirnos y a corregirnos con tu personalidad, tu estilo y tu sapiencia en próximos cursos- me atrevo a decir, guiñándote el ojo- en mi nombre y, creo que también, en el de aquellos que aunque no escriban ya, de vez en cuando, están aquí. Los que escriben, ya lo han hecho. Gracias también a ellos por su compartir y estar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS COCIDITOS y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s