CAJONES LLENOS DE RECUERDOS

No he sentido cerca la hecatombre del Alzehimer. Casi todos mis seres queridos han muerto de formas próximas a lo violento, a lo inmediato. Tan sólo he  presenciado un proceso de dolorosa enfermedad pero sin tener que pasar por la lenta agonía de la  devastación cerebral y sólo dos de mis bisabuelos ” se apagaron, cual velas encendidas” pero lúcidos.

Aún así, cada vez que se habla del tema, me siento implicada. De alguna manera. Sospecho que temo el ser yo la primera. Siempre he tenido mala memoria. No hago demasiada “gimnasia cerebral”. Nunca he disfrutado con los sudokus, los videojuegos me son ajenos, hace tiempro que no cavilo entre acertijos ni dilemas,… Tengo todas las papeletas para necesitar “cajones llenos de recuerdos”, “bancos/ baúles de memoria”.

Este blog, aún sin predemitación, tal vez cumplirá esa función en un futuro. Será realidad distorsionada pero ¿acaso no lo son todo los recuerdos?,  ¿qué son las batallitas de la vejez sino narraciones noveladas de una vida que se nos va?. Y, ¿qué mejor que atesorar nuestros propios souvenirs?. Bien usando este formato, o bien archivando en los cajones en red. ¡Qué brillante idea la de configurar un banco que almacene nuestros mejores retazos en vez de uno que sangre nuestros ahorros!. Porque, en determinadas ocasiones, pueden llegar a ser algo más valioso que el dinero.

Y, cuando hay ideas por las que quitarse el sombrero, hay que hacerlo. No todo es telebasura. Existen anuncios/ joya  que te reconcilian con el mundo por la  historia que encierran. Éste, sin duda, es uno de ellos.

Me encanta el que se haya creado este banco de recuerdos. Siento gran emoción, cuando veo el anuncio, igual que cuando me entero de que abren alguna cápsula del tiempo enterrada bajo una estatua, o cuando se habla de enviar otras ensatelitadas al espacio o encerradas en edificios o monumentos,..

Pd.: De paso, a los ojeadores de recuerdos de otros, el tirar de las manillas virtuales nos puede venir que ni al pelo. Nos puede ser útil herramienta que supla  marchita inspiración. ¡Ya se sabe que cual vampiros, devoramos anécdotas ajenas!.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en COMEFILMES, SORPRESAS EN MI SOPA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s